Buscar este blog

lunes, 11 de enero de 2010

El primer gran proyecto industrial regiomontano: la Cervecería Cuauhtémoc

Por causa de los últimos sucesos relacionados a la venta de FEMSA cerveza a la empresa holandesa Heineken, me propuse comentar con ustedes los orígenes de este gigante cervecero de México.

Para el año de 1889, la ciudad de Monterrey vivía dentro de la vorágine del desarrollo, el orden, la paz y el progreso, sellos característicos del gobierno del presidente Porfirio Díaz. Las condiciones económicas y políticas se presentaron en Nuevo León para la creación de grandes industrias. Dos leyes emitidas por el gobierno del estado le abrían las puertas a la etapa de la industrialización regiomontana. La primera del 21 de diciembre de 1888 en la cual determinaba que los giros industriales, con capital mayor a mil pesos, quedarían exentos de pagar impuesto; la segunda, firmada por el gobernador Bernardo Reyes el 22 de noviembre de 1889, concedía exención de alcabalas municipales y estatales hasta por veinte años a las obras de utilidad pública, en las cuales quedaban incluidas las industrias.


Uno de los empresarios más prósperos de la ciudad, José Calderón Penilla, había establecido en la ciudad su fábrica de cerveza llamada “El León”, la cual funcionaba desde el año de 1886 de manera constante. Además dejó constituida en 1887 la sociedad mercantil “José Calderón y Cía.” junto a su amigo Isaac Garza y cuñado José A. Muguerza para seguir ejerciendo la actividad comercial en todas las ramas.


En ese tiempo el señor Calderón planificó con el célebre maestro cervecero José María Schnaider (hijo del fundador de la cervecería de ese mismo nombre), el establecimiento de una gran y nueva fábrica cervecera en la ciudad. La experiencia de Schnaider y la habilidad comercial de Calderón y Compañía, vaticinaban un éxito total de la sociedad. Corría el año de 1889 y la Casa Comercial “Calderón” era la distribuidora para el norte del país de la famosa cerveza Schnaider, producida en San Luis Missouri.


De esta manera comenzaron a reunirse en las oficinas de la Casa Calderón, sitas entre las calles de Padre Mier y Galeana, José Calderón y Penilla, Isaac Garza, José A. Muguerza y José María Schnaider para planear el establecimiento de una innovadora planta cervecera que supliera las necesidades comerciales en Monterrey y sus áreas circunvecinas.


Las primeras oficinas de la Cervecería Cuauhtémoc estuvieron ubicadas en la Casa Comercial Calderón de la calle Padre Mier #88 en el centro de Monterrey, encabezando el proyecto los integrantes de la sociedad mercantil denominada José Calderón y Cía. (José Calderón Penilla, Isaac Garza y José A. Muguerza) y el maestro cervecero José María Schnaider. Desgraciadamente, la muerte sorprendió a José Calderón Penilla el 25 de marzo de 1889 a la edad de 46 años.


Un año después de su muerte, el sueño del empresario regiomontano José Calderón Penilla se hizo realidad. El 8 de noviembre de 1890 sus amigos y compañeros de aventura Joseph María Schnaider, Isaac Garza, José A. Muguerza y Francisco G. Sada, vecino de Saltillo, firman la escritura por la cual crean una compañía anónima con el objeto de establecer y explotar una fábrica de cerveza llamada “Cuauhtémoc”. Finalmente, el gran proyecto gestado en la Casa Calderón dio a luz.

Las instalaciones de la Cervecería Cuauhtémoc se ubicaron al norte de la ciudad, por la salida a Laredo, y se convirtió, por muchos años, en la insignia de la ciudad al ser la primera gran industria establecida en Monterrey a finales del siglo XIX y ser fuente de trabajo para miles de familias mexicanas. Desde noviembre de 1890 hasta enero 2010, han transcurrido 120 años de tradición, expansión comercial y pujanza de una empresa que comenzó con el sueño de unos pocos buenos hijos de estas tierras regias.


1 comentario:

  1. interesante esta aportacion a la historia de Nuevo Leon

    saludos

    ResponderEliminar